Fragmentos del discurso de Ricardo Alfonsín el 3-12-10 en lanzamiento Alfonsín 2011
AddThis Social Bookmark Button

Estamos dando un paso importante, no el primero pero estamos dando un paso importante en el camino que nos conducirá en el 2011 a la Casa de Gobierno para gobernar la República Argentina.

Quiero agradecerles a todos ustedes, no alcanza la palabra gracias para expresar los sentimientos que nos dominan,  gracias a todos ustedes por acompañarnos en este esfuerzo gracias incluso a aquellos que se han acercado esta noche con el propósito simplemente  de escuchar la reflexiones que haremos acerca de las circunstancias por las que estamos atravesando los argentinos con el propósito de decidir su voto en el 2011.

Suelo decir con frecuencia que no siempre son los mismos, los desafíos a los que se ven sometidas las sociedades a lo largo de su historia, en 1983 el principal desafío tenía que ver con terminar de manera definitiva con las dictaduras militares en el país y lo hicimos, no era una tarea sencilla.

No podíamos fallar en aquella ultima transición y lo hicimos, entre todos, fue una tarea conjunta de  los argentinos y lo hicimos además sin claudicaciones éticas.

Llevamos a la justicia de la democracia a los principales responsables de la dictadura más sangrienta de la historia argentina sin más fuerza que la fuerza de  nuestras convicciones democráticas.

Pensábamos que recuperando la democracia política, que recuperando para el pueblo la posibilidad de que eligieran sus  gobernantes podíamos avanzar hacia una sociedad más justa, equilibrada, equitativa, más igualitaria, en definitiva más libre y más democrática. Este también era un objetivo que perseguíamos en aquellos años. Tenemos que reconocer que no hemos podido avanzar en este sentido de manera sustancial.

 

La sociedad no soporta más. Sobre todo quienes soportan la pobreza y también la clase media, ven con angustia el futuro de sus hijos, no saben que será de ellos. No podemos ilusionar a la sociedad para que sufra un nuevo desencanto. No podremos resolverlos de la noche a la mañana, no se puede, por eso le vamos a tener que pedir a la sociedad que nos de tiempo, que nos acompañen, detrás de un proyecto reparador.

Pero nadie estará dispuesto si no recuperamos la ejemplaridad en la Argentina, la seriedad. Ser honesto es fácil para un radical y para cualquier bien nacido. La ejemplaridad nos obliga a no destratar las instituciones, a no ser sectario, a no ser autoritario, a no poner por encima del interés general los intereses sectoriales, a no ser demagogos y oportunistas,  la ejemplaridad nos obliga a ser verdaderos ciudadanos comprometidos con el interés general.

Muchachos, a veces dicen que los radicales o los socialistas somos exageradamente respetuosos  de las instituciones, nos acusan de fetichismo institucional. No comprenden la relación estrecha entre  república y progreso. Por eso cuando desde el gobierno se empeñan en destratar las instituciones, nosotros desde el radicalismo le decimos que Viva la república!!, que viva el federalismo, que viva la independencia de los poderes, que vivan el diálogo y el consenso en el país.

Dicen que genero dudas personalmente, porque no he tenido experiencia de gestión, que no he sido gobernador. Eso dicen algunos, de adentro y de afuera, algunos con buena intención y no tanta los de afuera sobre todo sería bueno que se afilien al partido si quieren influir en las decisiones del partido, que hagan conocer porque razón tienen cada uno sus preferencias, es bueno que las tengan pero  que se afilien y den los debates y que sepamos qué es lo que propone cada uno.

Si hubieran vivido en los ´60 en Estados Unidos, jamás hubieran votado a Kennedy que tenia 43 años y jamás había sido ni intendente ni gobernador. Si hubieran vivido en Brasil, hubieran votado contra Lula que no había sido gobernador, en España jamás a Felipe que no había sido gobernador. Si hubieran vivido en Sudáfrica, jamás hubieran votado a Mandela que estuvo 30 años preso antes de ser presidente… Ellos saben que no es así…no somos nosotros un partido que venga a defender intereses sectoriales. No somos la ventanilla de reclamo de intereses sectoriales, el interés común nos preocupa a los radiales.

Fijense… si huberan estado en los ´40, jamás lo hubieran votado a Perón que había sido un año y medio Secretario de Trabajo; que no había sido gobernador. Eso revela una ignorancia profunda en la cultura política argentina.

Qué otra virtud debe tener un presidente, ser humilde porque solo los humildes dialogan, no dialogan quienes se creen dueños de la verdad, nadie tiene la verdad política, vamos a dialogar y a buscar consenso, sin claudicar desde luego en nuestras convicciones.

Otra cosa sobre la unidad del partido, no tengan miedo, no está en riesgo la unidad de la Unión Cívica Radical, a veces me da vergüenza cuando leo en algunos medios que Julio y yo nos hemos tenido que reunir para acordar no agredir; pero, se imaginan ustedes que dos personas tengan que reunirse para acordar no agredirse, la verdad que me da vergüenza que lleguen a creer que soy una persona que necesito pautar un compromiso de esa naturaleza, yo no necesito agredir a nadie, no forma parte de mi estilo ni de mis convicciones, jamás agrediría a nadie en mi partido, y Julio tampoco, jamás tuvimos una conversación como esa.

Para mí en la vida hay tres cosas que son las mas importantes, el país, los argentinos, el partido y mi familia o el mundo de mis afectos y jamás haría nada, absolutamente nada, que pudiera dañar al país, que pudiera dañar al partido, que pudiera dañar a mi familia, quédense tranquilos, algunos quieren instalar esta idea, está garantizada la unidad de la Unión Cívica Radical.

Para terminar, quiero referirme a los jóvenes, a éstos que pueblan la Avenida de Mayo. Acá están los jóvenes del radicalismo, los jóvenes de la política. Los que hicieron política además en el radicalismo tiene un doble mérito, sobre todo después del 2001, cuando como decía antes Ángel, se habían apresurado a firmar el certificado de defunción del partido. Qué sorpresa se han llevado en la Argentina, en esos momentos era mas difícil ser radical y sin embargo los jóvenes siguieron militando... la FUA esta poblada de jóvenes radicales, hay que seguir predicando... sigan predicando muchachos.

Nosotros en el ´83 teníamos el desafío de terminar con la dictadura, recuperar el estado de derecho, el imperio de la ley, terminar con las violaciones de los derechos humanos, recuperar las libertades políticas, terminar con la prohibición de los partidos políticos era un desafío muy difícil y lo logramos entre todos, pero estaba al frente del gobierno la Unión Cívica Radical, había un presidente surgido del partido, el cumplió con su deber y ya descansa en paz. Vamos nosotros a cumplir con el nuestro, vamos por la justicia social, vamos por la democracia social, vamos por el desarrollo y el crecimiento, el empleo, la educación y la salud pública para todos.

 
buy priligy buy amoxil spyware for phone